Y seguimos para bingo…acuático.

Lo más destacado del entrenamiento para el IRONMAN de VItoria 2016 durante el puente de Semana Santa y del festival de las torrijas:

Natación: Primer entrenamiento de 3.000 metros superado… y sin sensación “quiero morirme”.
Está claro que empeñarse da resultados, aunque sean todo lo modestos que son, pero para mí ya es un avance hacer unos largos sin quere salirme de la piscina corriendo al segundo.
Eso sí, el margen de mejora es ahora mismo abismal, la idea sería llegar a Julio nadando a 2:00/100, más que nada porque ahora braza y crol se diferencia en un par de segundos o tres de diferencia, lo cual no parece tener mucho sentido, si o más bien indica la ineficacia del nado cuanto menos en crol.

Running: Test de 10Km a 4:26 (44’27”) + 3km de recuperación y cuesta final del 5% en progresión a 5:17 de media.
Esta semana empieza dura: Tirada de 32KM de preparación de la Maratón de Madrid 2016 con final de semana en el domingo con TEST media maratón en la ASICS de Madrid. La idea es hacerla como mucho a 4:50n/km (si llego), 5:00m/km también estaría bien, es decir, un ritmo vivo para mi pero que no suponga un esfuerzo mortal… Está claro que el objetivo principal es el IRONMAN VITORIA 2016, por lo que cargar ahora las articulaciones con mucha carrera no es buena idea. Trote cochinero si hace falta jeje.

Bici. Primera salida en solitario, unos 37Km en total por la Casa de Campo y Madrid Río. Bien de calas, las cambié y ya no me tengo que tirar literalmente al suelo para desengancharlas desde ahí (sí, vergonzoso). Ritmo normalucho, espero ir mejorandolo hasta llegar a los 30Km/h de media, que sería el objetivo.

Vamos que nos vamos!!!